SILENCIO E INDIFERENCIA SIMBOLOS DE AGRESION

SILENCIO E INDIFERENCIA SIMBOLOS DE AGRESION

SILENCIO E INDIFERENCIA GENERADORES DE VIOLENCIA

SILENCIO E INDIFERENCIA GENERADORES DE VIOLENCIA

martes, 9 de marzo de 2010

TRIANGULO EMOCIONAL DE LA ESPOSA DE UN PASTOR

Mónica Sanhueza de Steinfeld.

Es mi deseo al abrir este análisis acercarme al lector con respeto y sinceridad, teniendo la convicción de que es necesario que los cristianos revisemos nuestros roles a fin de seguir “creciendo a la medida, de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13).

La esposa del pastor hoy y ayer representa en su persona un modelo sobre el que se han colocado muchas expectativas y una cantidad de conceptos no siempre acertados.

A través de éste artículo que escribo desde mi experiencia como esposa de pastor y como asesora familiar; intento probar que:

1. Es necesario que la esposa del pastor posea una identidad personal definida; por el bien propio, de su familia y de la iglesia.

2. La esposa del pastor debe ocuparse en el logro de la auto-diferenciación, para evitar verse "triangulada en relaciones interpersonales o en asuntos no resueltos, dentro de su familia".

3. La salud integral de la esposa del pastor es de vital importancia para la salud de su familia e influye positivamente en la salud de la iglesia.

Una identidad personal clara:

Primeramente es necesario definir qué es identidad personal. El autor más destacado en este tema ha sido Erik Erikson, para quien identidad significa:

“La confianza intensificada de que la realidad y continuidad internas que se han logrado en el pasado corresponden a la realidad y continuidad de significado que uno tiene para los demás”.

¿Quién es la esposa del pastor?

La esposa del pastor es una persona que se ha unido en matrimonio con un hombre que desempeña el rol pastoral o que ejerce el don de ser pastor de una iglesia, o que ha sido llamado por Dios para servirle como ministro suyo. La mujer que se ha casado con un pastor, no se ha unido en matrimonio con una institución, ni con un grupo eclesial, sino con un hombre que desarrolla un don espiritual en la iglesia.No necesariamente la esposa del pastor debe tener el llamado al Ministerio Pastoral; del mismo modo que la esposa de un médico no tiene la obligación de ser médica, o de la un comerciante ser comerciante. El casarse con un hombre que tenga una determinada vocación, no obliga a la mujer a adoptar la vocación del marido, hacerlo sería perder la identidad personal.

Algunas congregaciones, a veces de ella misma y hasta su esposo, piensan que el hecho de haberse casado con el pastor la convierte en consecuencia, en “PASTORA" Nada mas lejos de la realidad! Es oportuno aclarar que una Pastora es una mujer a quien la iglesia" ha reconocido el don pastoral y en consecuencia ha pasado por un presbiterio y una ordenación dónde se ha dado fe públicamente de su aptitud para el desarrollo de la tarea".

En la década de los ochenta llegó a ser muy conocido en el ambiente evangélico, un libro titulado “Yo me casé contigo”. Sería muy útil recordar la frase a la hora de definir la identidad personal de la esposa del pastor.

Viví 24 años en una pequeña ciudad del interior de mi país, allí conocí a Cristo y crecí dentro de una comunidad de fe. Fue en ese contexto que Dios me llamó a capacitarme para su servicio. De modo que siento un gran aprecio por mi iglesia de origen. Pero debo reconocer que entendíamos que había un par de miembros especiales en la congregación, eran el pastor y la pastora.

Durante esas dos décadas, no recuerdo haber asistido a la ordenación de una mujer al ministerio pastoral, lo cual me indica que a quien nombrábamos como “la pastora”, era la esposa del pastor. Era una costumbre para nosotros llamara así y ella lo aceptaba por tradición o por sumisión a una regla no escrita, pero con peso suficiente para ser cumplida al pie de la letra. Tuve la oportunidad de conocer a varias “pastoras”, de apreciarlas y de retener lo mejor de la personalidad de cada una. Las recuerdo muy trabajadoras en la obra, siempre involucradas en comisiones, asociaciones, congresos, retiros, etc. También recuerdo que sus hijos, mis amigos de la infancia y la adolescencia, pasando muchas horas del día solos. Pastoras de tiempo completo y reemplazantes del marido cuando viajaba.. Entonces ellas predicaban, visitaban, iban a los hospitales a orar por los enfermos... la iglesia estaba muy feliz con éste modelo de mujer tan eficaz... hasta que los hijos comenzaban a presentar los síntomas que el abandono y la orfandad provocan. Allí empezaba la crítica (porque de alguna manera la conducta de los hijos del pastor palidecía la imagen narcisista de la iglesia ante el mundo) que destruía el ánimo, la salud física y entristecía el espíritu.

Hoy prácticamente, ya no se usa más el apelativo “pastora” pero algunas congregaciones consideran que la esposa del pastor debe ejercer su rol como si se tratara de un don espiritual.

Antes de continuar deseo definir desde una mirada sociológica qué se entiende por Rol :“ Es la pauta de conducta que se espera de las personas que ocupan un status determinado. Status es la posición en relación con otras posiciones. Status y rol son así dos caras de una misma moneda.

Los roles no son la gente; son las partes que se representan en el escenario social; y pueden ser analizados por separado del mismo modo que el drama puede ser considerado aparte de su representación y de los actores”.

Desde mi punto de vista considero que la esposa del pastor tiene diferentes dones, como un miembro del cuerpo de Cristo. Estos dones colaboran en el crecimiento de la iglesia cuando son desarrollados dentro de un ambiente de amor fraternal.Entiendo que el rol de esposa de pastor está en relación directa, como su nombre lo indica; con el pastor. Se trata de ser su compañera, es decir quién lo ama, lo escucha, lo comprende, lo alienta; lo ayuda a recupera energías para poder enfrentar las situaciones cotidianas de su rol pastoral.

Lo que sucede a menudo en algunas congregaciones evangélicas es que las expectativas acerca de la esposa del pastor se fundamentan en modelos anteriores, sin contemplar que cada persona es un modelo único e irrepetible (producto de la invención del maravilloso cerebro Creador) y que hoy nos encontramos dentro de una sociedad que nos plantea una variedad de necesidades nuevas; por esta razón insisto en que debemos volver a pensar el rol.
Si los creyentes en Cristo pudiéramos ver este tiempo bajo este enfoque de cambio de paradigma, nos sentiríamos menos desilusionados y creceríamos con más salud dentro de la comunidad terapéutica, la iglesia.

La esposa del pastor como un miembro más del cuerpo de Cristo tiene la responsabilidad de ejercer sus dones, pero el rol “esposa del pastor” es en función a su esposo del mismo modo que el rol de madre se ejerce en función a los hijos. De modo que definir su identidad personal, saber quién es en relación con ella misma y quién es en relación con los demás; constituye un ingrediente fundamental para su salud y la de su familia.

Dos opciones: Auto-diferenciación o "Triangulación".

“La auto-diferenciación es la capacidad de un miembro de la familia de definir las metas y valores de su propia vida sin ceder a las presiones de unidad familiar que le rodean, de decir ‘yo’ cuando los demás exigen ‘tu’ y ‘nosotros’”.

Este concepto aplicado a la vida diaria de la esposa del pastor es una herramienta muy útil porque le brinda la posibilidad de conocer, su propia posición dentro del sistema relacional y el modo en que los cambios en el funcionamiento de sus componentes influyen en el mantenimiento del equilibrio. Implica mantener una presencia tranquila en medio de sistemas ansiosos y asumir la máxima responsabilidad por su propio destino y por su ser emocional. Esta capacidad se puede medir por la amplitud de respuestas frente a una crisis (poder ser “yo” mientras me mantengo conectada al sistema).

Podríamos afirmar que a mayor auto-diferenciación por parte de la esposa del pastor, mayor proyección de emociones por parte de los componentes de su sistema relacional. “Proyección es la tentación inconsciente de desviar hacia otros o hacia las circunstancias que nos rodean, la censura que nosotros mismos deberíamos aceptar”.

Es un mecanismo de defensa que no sirve para defendernos porque alguien que evita enfrentarse con la realidad, cargando siempre su responsabilidad sobre otros; no puede ser ayudado. Por ejemplo: Una esposa de pastor que desarrolla su rol en función a su esposo; se ausenta en una reunión importante de la iglesia y recibe de un miembro el siguiente comentario: - ¡Debiera haber estado presente, era su responsabilidad como esposa del pastor!. Lo que está haciendo este miembro es proyectar sobre a esposa del pastor su propia irresponsabilidad frente a los compromisos importantes. De modo que auto-diferenciarse es un desafío, nada fácil de lograr, pues es conocido que la persona que lo intenta se ve envuelta en triángulos emocionales y es afectada por proyecciones.

El "triángulo emocional " se forma entre dos componentes (personas o grupos) que mantienen una relación interpersonal difícil y otro que pretende ayudarlos a solucionarla; o entre dos componentes y un asunto sin resolver.He notado que los "triángulos emocionales" más comunes en relación con la esposa del pastor son:

La esposa del pastor, un miembro y un asunto teológico.

La esposa del pastor, un miembro o un grupo de miembros y la conducta del grupo a su cargo (grupo de discipulado, jóvenes o niños).

La esposa del pastor, un miembro y la educación de los hijos del pastor.

La esposa del pastor, un miembro y las expectativas acerca de su persona.

Una familia, la congregación y la familia del pastor.

La esposa del pastor, un miembro y su recado para el pastor y el pastor.

Creo que podría pasar un día completo enumerando triángulos emocionales pero esto no nos llevaría a ninguna parte, sería una tarea totalmente improductiva, porque "lo importante es saber de qué modo podemos salir de una relación que nos triangula y nos convierte en responsables de situaciones ajenas". Es cierto que los cristianos debemos velar por cuidado de nuestro prójimo pero también, debemos asumir que nuestra tarea es orientar en la toma de decisiones, dejando claro quién se hará responsable de las consecuencias que esa decisión traiga.

Existen ciertas reglas que son invariables para todo "triángulo emocional":

Es más necesario atender al proceso del triángulo que a su contenido. Por ejemplo: lo que Claudia le cuenta a la esposa del pastor de su relación con María, tiene que ver más con la esposa del pastor que con María.

Los intentos de modificar la relación entre las otras dos partes del triángulo emocional suelen reforzar la homeostasis (la capacidad de reorganizarse para evitar el cambio) y el resultado es justamente lo opuesto que se deseaba lograr.

Cuando el tercero de un triángulo intenta sin éxito cambiar la relación de los otros dos, termina cargando con el stress que la responsabilidad no asumida por estos le produce.

La presencia no ansiosa (es decir la presencia tranquila) del tercero en el triángulo emocional, tiene el poder de modificar la ansiedad de los otros.

El uso de la paradoja cuando otro quiere triangularnos es muy útil para salir del medio. Ejemplo: una miembro de la congregación le dice a la esposa de su pastor: -No entiendo porqué está usted siempre riéndose, debería ser más seria ¡es la esposa de un siervo del Señor!. La esposa del pastor, que intenta mantenerse fuera del triángulo entre ésta persona y su descontento consigo misma, responde: -Hermana, ¿sabe? ¡Perdí la chaveta

Cuando un sistema de relación no es tan sano, el conflicto suele ubicarse siempre en el mismo lado del triángulo. La tendencia suele ser resistirse al cambio (a pesar de recibir la influencia del conflicto) porque si se produjera, daría lugar a la redistribución del conflicto.

Generalmente entre los diversos triángulos de un sistema emocional, hay uno que es el principal de modo que el cambio en este producirá variación también en los otros.

La esposa del pastor, que no ha logrado auto-diferenciarse, puede ser la persona más predispuesta a la triangulación en la red de relaciones de la comunidad eclesial. Este hecho llega a constituir la razón principal de su estrés. Pero, cuando ha alcanzado a comprender el funcionamiento de los triángulos emocionales, puede convertirse en la persona más fuerte.

Una buena administradora de su salud integral

La esposa del pastor, como todo cristiano, debe cuidar su salud integral. Para lograrlo es necesario una buena administración del tiempo, de las energías (físicas y psíquicas), del descanso y una equilibrada alimentación.

La promesa de Jesús “...yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (San Juan 10:10), es para todas las personas incluida la esposa del pastor. Para ella confiar en las promesas del Padre Celestial es una necesidad de primer orden, pues directa o indirectamente, se halla en contacto con situaciones de desamparo, vulnerabilidad y necesidad que desgastan su salud física, emocional y espiritual.

Los creyentes en Cristo sabemos que buena parte de nuestra fortaleza proviene de la lectura y del estudio de la Palabra de Dios, pero no debemos ignorar que el contacto con la naturaleza, el ejercicio físico, el estudio, el logro de objetivos en la vida, el hecho de sentirse bien consigo mismo; favorecen la salud integral.

No existe una receta infalible para el logro de la salud integral, cada creyente en Cristo debe buscar su propia receta, no obstante la aplicación de ciertos principios puede ayudarnos para alcanzarla. Algunos ya fueron mencionados por ejemplo la auto-diferenciación y la posibilidad de conocer cómo funcionan los triángulos emocionales. El siguiente principio al que quiero referirme es la Sublimación.

Freud la definió en sus Obras Completas como un destino de pulsión:
“Una fuerza constante exclusivamente humana (del alemán Trieb), un representante psíquico de los estímulos que provienen del interior del cuerpo y alcanza el alma, una medida de la exigencia de trabajo que es impuesta a lo anímico a consecuencia de su trabazón con lo corporal”

El pastor Oskar Pfister, doctor en Teología y Filosofía aportó la siguiente definición: “Es reemplazar una función instintiva, primitiva e inferior por otra de naturaleza asexual, con lo cual la energía psíquica acumulada al principio en la función primitiva es desplazada sobre la función superior”.

Ética y socialmente es más aceptable la producción superior (artística, religiosa, literaria, científica, política; etc) aunque el instinto sexual primario encuentre su satisfacción en ella.

Las más importantes producciones artísticas y los más excelentes trabajos de investigación, en distintas áreas del saber, han surgido como producto de la sublimación consciente. Por ejemplo, el caso de Carlos, un adulto de mediana edad que experimentó en el pasado tener un padre que abandonó a la familia. A partir de este hecho Carlos comenzó a sentir dentro de él un profundo odio y enojo hacia su padre. Siendo un creyente, líder en su iglesia llegó a preguntarse qué hacer con ese sentimiento que no podía aceptar, ni insertar dentro de su entorno social. Luego de un cierto tiempo Carlos decidió empezar a estudiar e ingresó en la facultad de Psicología. Al terminar la carrera se especializó en Terapia Familiar. De este modo transformó una energía negativa y destructiva en una positiva de crecimiento. A esto se refiere Fenichel cuando afirma que: “la sublimación es un mecanismo de defensa exitoso”.
Oskar Pfister reconoció dos tipos de sublimación:· La que se presenta como un dominio consciente de los instintos (sublimación libre). Por ejemplo, Jesús es un modelo de este tipo de sublimación. Su naturaleza totalmente humana y totalmente divina anima a reflexionar en este aspecto. Jesús fue un hombre socialmente pobre y rechazado aún por los de su propio pueblo (Lucas 4:28-29); cualquier persona en su lugar hubiera vivido avergonzado por su situación. Sin embargo él fue plenamente consciente de que su misión redentora incluía este modalidad de trato social (Lucas 4:16-21). De modo que Jesús recogió todas sus vivencias negativas y las transformó en experiencias de vida, que orientarían en el futuro a quienes tuvieran como objetivo compartir Su Mensaje Redentor.
· La que es producto de la represión. Es un mecanismo inconsciente que procura la aceptación social de la persona. Quienes construyen su vida religiosa bajo este tipo de sublimación son fanáticos, angustiosos, duros contra los que piensan diferente, faltos de libertad en la vida, jueces de los demás; etc. Un ejemplo serían los frailes, los sacerdotes, los puritanos.

Actualmente muchas iglesias experimentan la presencia de creyentes que han sublimado por represión sus instintos primitivos, es decir que no los dominaron, sino que vistieron su frustración con religión o la disfrazaron de lucha moral.

Afortunadamente la iglesia como comunidad terapéutica tiene mucho por hacer por estas personas (si ellas permiten ser ayudadas). Necesitan ser aceptadas “a pesar de”; pues en la aceptación y el perdón de los hermanos podrán ver a un Dios de Amor y no de juicio. Podrán palpar el poder sanador de la comunidad. “En la confianza de la aceptación es posible abrir el corazón unos a otros”.

La iglesia está formada por personas que subliman conscientemente y personas que subliman por represión. Ambas se necesitan y complementan unas a otras en la tarea de sanar y edificar el cuerpo de Cristo.

La sublimación consciente es como un reciclado de emociones negativas. Decidimos transformar las experiencias dolorosas y las frustraciones que hemos vivido; en producciones positivas que honren a Dios, que beneficien nuestra salud integral y se extiendan en bendición hacia nuestro prójimo.

Todos los creyentes en Jesucristo, entre los que nos encontramos las esposas de los pastores; tenemos que saber que el anhelo de Dios es que sublimemos conscientemente porque esto nos ayuda a crecer y a encontrar nuevos rumbos en la vida.

Concluyendo...

El Rol de Esposa de Pastor se ha ido modificando, paralelamente a los cambios que la sociedad ha experimentado a través del tiempo. En la sociedad actual la mujer, en general, ocupa muchos más roles que en las décadas pasadas (profesionales, estudiantes, empresarias, etc). En consecuencia la esposa del pastor, ha tenido que repensar su rol en función de su esposo y en bien de su salud integral y de quienes son sus afectos más cercanos.Ella es un miembro más de la iglesia, es una persona comprometida en el ejercicio de sus dones; pero con una gran responsabilidad por el cuidado de su familia y de sí misma.

Tener una identidad clara, saber cuál es su lugar dentro de su sistema relacional (auto-diferenciación) y conocer las reglas de funcionamiento de los triángulos emocionales, le permitirá mantener vínculos saludables.

La esposa del pastor como testigo del nacimiento de un nuevo milenio, y de la crisis total que afronta nuestro país, se encuentra frente a la valiosa oportunidad de tomar todas sus experiencias negativas y crear con ellas algo productivo que le permita crecer en lo personal y extender ese crecimiento hacia su prójimo (sublimación).

Quiero terminar mi pensamiento con una frase que me ha dado salud en momentos difíciles de mi vida:

“En medio del invierno, finalmente aprendí que había dentro de mí un verano invencible”

Busquemos entonces la sabiduría, la fortaleza y el perdón que Dios nos regala y vivamos día a día la vida abundante que nos propone Jesús; el Salvador.

Bendiciones!!!

No hay comentarios:

ZAUDITH ALABA AL SEÑOR

ZAUDITH ALABA AL SEÑOR

LINEY CASTRO PEÑA-HERMANA DE ZAUDITH DA GRACIAS A DIOS.

LINEY CASTRO PEÑA-HERMANA DE ZAUDITH DA GRACIAS A DIOS.

LAURA Y LUIS GUILLERMO GALEZZO SOBRINOS DE ZAUDITH TAMBIEN LE DAN LA GLORIA A DIOS

LAURA Y LUIS GUILLERMO GALEZZO SOBRINOS DE ZAUDITH TAMBIEN LE DAN LA GLORIA A DIOS

ELIECER NUÑEZ-CILIA PEÑA, TIOS DE ZAUDITH ALABANDO AL DIOS ALTISIMO

ELIECER NUÑEZ-CILIA PEÑA, TIOS DE ZAUDITH ALABANDO AL  DIOS ALTISIMO

PEDRO NELPEÑA DORMELINA CABRALES LINEY PEÑA CABRALES ALFONSO CASTRO PEÑA ADRIANA ALZATE

PEDRO NELPEÑA DORMELINA CABRALES LINEY PEÑA CABRALES ALFONSO CASTRO PEÑA ADRIANA ALZATE

UNIDOS EN UN MISMO SENTIR-CLAMANDO Y PROCLAMANDO

UNIDOS EN UN MISMO SENTIR-CLAMANDO Y PROCLAMANDO
VECINOS-FAMILIA

SEGUNDA VIGILIA

SEGUNDA VIGILIA
FAMILIA BENDECIDA

PRIMERA VIGILIA

PRIMERA VIGILIA
ZAUDITH CASTRO PEÑA

Seguidores

Datos personales

Mi foto
ROSIRIS PEÑA CABRALES, UNA MADRE AFLIGIDA, CONVOCA A FAMILIARES AMIGOS Y VECINOS DE SU HIJA ZAUDITH CASTRO PEÑA UNA JOVEN DE 26 AÑOS A QUIEN LE FUERA DIAGNOSTICADO UN CARCINOMA DUCTAL POBREMENTE DIFERENCIADO DE TIPO NO ESPECIAL CON UN GRAVE PRONOSTICO, A SERVICIOS DE VIGILIAS Y ORACIONES INICIALMENTE EN SU RESIDENCIA, POSTERIORMENTE EN VARIAS RESIDENCIAS DE FAMILIARES Y VECINOS, SINTIENDO UN TREMENDO GOZO AL VER LAS MANIFESTACIONES DE SOLIDARIDAD, AMISTAD Y APRECIO GLORIFICANDOSE ASI EL NOMBRE DEL SEÑOR. GRACIAS DIOS. BENDICELOS A TODOS!

ZAUDITH CASTRO EN SU PRIMERA OPERACION

ZAUDITH CASTRO EN SU PRIMERA OPERACION

ROSIRIS PEÑA CABRALES-MADRE DE ZAUDITH

ROSIRIS PEÑA CABRALES-MADRE DE ZAUDITH

HERMANA BLANCA TORRES

HERMANA BLANCA TORRES
Madre espiritual de Zaudith Castro Peña-Una gran guerrera

FAMILIA UNIDA

FAMILIA UNIDA
Clamor unificado

ZAUDITH

ZAUDITH
Alabando al Señor-Confiando solo en El

ABUELITOS, CUÑADOS, TIOS, PRIMOS-VECINOS

ABUELITOS, CUÑADOS, TIOS, PRIMOS-VECINOS
Todos unidos en un mismo sentir